• Home
  • >>
  • Actualidad
  • >>
  • Qué son las soft skills o habilidades blandas y cómo mejorarlas 
  • Qué son las soft skills o habilidades blandas y cómo mejorarlas 

    ActualidadLinkia FP

     

    Las soft skills, también llamadas habilidades blandas, hacen referencia a aquellas habilidades de carácter personal y social que permiten a una persona integrarse en un lugar de trabajo y crear un buen clima de motivación, comprensión y educación. Durante estos últimos años, están cobrando tanta importancia en el ámbito laboral, que incluso se convierten en un factor determinante a la hora de decantarse por un candidato u otro. Como expertos en la Formación Profesional a distancia, en Linkia FP no solo queremos detallarte mejor qué son las soft skills, sino también compartir contigo una serie de consejos para que puedas mejorarlas. 

    Qué son las soft skills y por qué son tan importantes 

    Una forma de entender qué son las soft skills o habilidades blandas en situándolas en contraposición respecto a las denominadas “habilidades duras o técnicas”, aquellas que son directamente relevantes para el puesto de trabajo al que se postura. Estas últimas, aunque suelen ser cuantificables y mecánicas (y, por tanto, también más evidentes), no son las únicas importantes. 

    De hecho, en las entrevistas con Recursos Humanos o con cualquier otro empleador, cada vez se valoran más las habilidades blandas. Y es que para alcanzar el éxito en cualquiera de tus propósitos, e igualmente los de la empresa, deberás interactuar con otras personas que trabajarán contigo (desde compañeros hasta directivos o clientes) y saber mantener una actitud optimista ante cualquier pequeño o gran obstáculo. 

    Cómo mejorar las habilidades blandas: una a una 

     

    Quizás estés ya trabajando y detectes en tu empresa a alguna persona con quien todos parecen sentirse a gusto, atraídos por sus ideas y actitudes. O quizás simplemente estés preparándote para tu inmersión en el mundo laboral y quieres informarte sobre cómo superar una entrevista de trabajo. Sea cual sea tu situación, no solo conviene que estés familiarizado con qué son las soft skills, sino que también te interesará saber cómo mejorarlas. Así que pasamos a detallar algunas de las más importantes para darte algunos consejos. 

     

     1. Inteligencia emocional

    La inteligencia emocional suele conocerse como la capacidad de reconocer y gestionar las emociones propias y las de los demás. A nivel general, está compuesta por cinco elementos clave: la conciencia de uno mismo, la autorregulación, la motivación y las habilidades sociales. En este sentido, cultivarla te resultará indispensable para empatizar con el resto de tu equipo y conseguir que todos os sintáis cómodos. 

    Para ello, te recomendamos que siempre intentes ponerte en el lugar del otro. Puede que no suene como la habilidad más importante para el crecimiento y el éxito empresarial, pero en algunos casos lo es. Una mala actitud nunca te ayudará a mejorar en tu trabajo.  

    2. Actitud de jugador de equipo 

    La capacidad de jugar bien con los demás es una habilidad blanda en la que has estado trabajando, sin saberlo, desde tu primer día de preescolar o guardería. Es posible que no lo supieras cuando te peleabas por alguna pelota o descubriendo las reglas de un juego inventado, pero en realidad te estabas preparando para toda una vida de colaboración en el lugar de trabajo.

    Ya sea seas un colaborador individual o un responsable, deberás trabajar con otras personas: en reuniones, en lluvias de ideas y en varios proyectos multifuncionales dentro de tu empresa. Una actitud positiva cuando se trata de trabajar con otros, es esencial para la armonía del equipo, lo que significa que debes poder llevar a cabo una reunión eficaz e inclusiva, estar abierto a nuevas ideas y trabajar respetuosamente con los demás. En este sentido, practicar algún deporte o actividad en equipo puede hacerte mucho bien.

    3. Mentalidad de crecimiento 

    En cualquier trabajo, sin importar cuál sea tu función, encontrarás obstáculos, decepciones y otras situaciones que podrían generarte altos niveles de frustración. Una habilidad blanda fundamental para tu capacidad de perseverar es tener una mentalidad de crecimiento: un término que la psicóloga Carol Dweck acuñó para referirse a un marco de pensamiento que refleja tus habilidades, talentos e inteligencia como habilidades en las que puedes crecer y mejorar.

    Alguien con una mentalidad de crecimiento podría considerar el incumplimiento de una meta trimestral como una oportunidad para identificar las fortalezas y debilidades y así abordar mejor la meta del próximo trimestre. Sin embargo, una persona con una mentalidad fija podría decirse a sí misma que no es buena desempeñando su trabajo. ¿Lo mejor que puedes hacer? Trabajar en convertir tus “derrotas” en en impulso para mejorar. Algo que es aplicable en todos los ámbitos de la vida.

    4. Apertura a la retroalimentación 

    Aunque forma parte de la inteligencia emocional, merece una mención especialmente cuando se trata del lugar de trabajo: ser abierto y poder recibir comentarios sobre tu desempeño es fundamental para el éxito en un trabajo, especialmente en uno nuevo. La retroalimentación constructiva te ayuda a dar lo mejor de ti, mientras que, si te lo tomas como algo personal o reaccionas a la defensiva, terminarás generando no solo un bloqueo en tu proceso de mejora, sino que fomentarás que los demás sientan que no pueden compartir sus opiniones contigo.

    La clave para dar y recibir comentarios es entrar en la conversación desde un lugar amable: no estás recibiendo comentarios constructivos porque esa persona te odia personalmente, es porque quiere que dés lo mejor de ti mismo. Te animamos a que pidas comentarios a más personas para obtener ayuda inmediata y así perfeccionar tu conjunto de habilidades.

    5. Adaptabilidad 

    No importa cuál sea tu función, y no importa cuál sea la industria en la que trabajes, la capacidad de adaptarte con una actitud positiva al cambio contribuye en gran medida al desarrollo de una carrera exitosa. Ya se trate de un cambio de categoría profesional o de empresa, debes aceptar el cambio como una realidad, especialmente en un mundo empresarial en constante evolución, y afrontarlo como una oportunidad para poner a prueba nuevas estrategias.

    Si no te sientes cómodo con los cambios frecuentes, puedes escribir tus sentimientos y reacciones, en lugar de expresarlos inmediatamente. Al exponer cómo te sientes y por qué te sientes de cierta manera, podrás distinguir las preocupaciones legítimas de las quejas, y así intentar evitar estas últimas.

     

    Esperamos que nuestro acercamiento a qué son las soft skills y cómo mejorarlas te haya resultado interesante y, sobre todo, ¡que lo pongas en práctica! No en vano, las habilidades blandas se han convertido en unas de las habilidades profesionales más valoradas en los CV. ¡Así que no las descuides!

    Introduce tu comentario

    Quiénes somos
    Nuestros cursos
    Descubre todos nuestros ciclos formativos a distancia
    Ver cursos