SOLICITA + INFORMACIÓN whatsapp

¿Qué es un Técnico Superior en Informática? | Linkia FP

 tecnico-superior-informatica

La informática es uno de los pilares de la Formación Profesional: los ciclos de grado medio y superior no solo tienen una alta demanda entre los estudiantes, sino que además sus titulados tienen muy buenas perspectivas laborales. Así lo recoge un reciente informe de la Cámara de Comercio de Barcelona, en colaboración con Infojobs, del año 2020. Y dentro de esta familia profesional, hay un perfil que destaca por su importancia: el de Técnico Superior de Administración de Sistemas Informáticos en Red. En este post te contamos quién puede convertirse en uno de ellos y a qué salidas laborales puede optar. 

Definición de Técnico Superior en Informática 

El término Técnico Superior en Informática es una forma abreviada y popular de referirse a quienes obtienen la titulación de un Ciclo Formativo de Grado Superior en Administración de Sistemas Informáticos en Red. Durante dos años, estos titulados reciben una formación teórica y práctica que les permite configurar, administrar y mantener sistemas informáticos, con todo lo que ello implica: hardware, software, servidores, bases de datos, redes telemáticas empleadas para su intercomunicación, etc.

Por tanto, un Técnico Superior en Administración de Sistemas Informáticos en Red llega al mercado laboral con un perfil muy interesante para las empresas, pues ha adquirido los conocimientos necesarios para ser polivalente. Especial mención merece su formación en un campo donde existe un gran déficit de profesionales cualificados: la ciberseguridad, una materia que tiene a su vez un Ciclo de Especialización.

No obstante, cabe recordar que existen otros Ciclos Formativos de Grado Superior de la familia de Informática y Comunicaciones, aunque más orientados a otras áreas específicas: el CFGS en Desarrollo de Aplicaciones Multiplataforma y el CFGS en Desarrollo de Aplicaciones Web, que también están disponibles en el catálogo de ciclos de Linkia FP.

Además, hay otra titulación informática en un nivel inferior, es decir, de Grado Medio: el de Sistemas Microinformáticos y Redes, que aporta una formación técnica más básica.

A quién va dirigido el Ciclo Superior de Administración de Sistemas Informáticos en Red a distancia 

Si quieres convertirte en Técnico Superior en Administración de Sistemas Informáticos en Red, no solo debes reunir los requisitos académicos que se exige en los ciclos superiores (principalmente, haber superado el Bachillerato, aunque hay otras vías). Lo ideal es que reúnas también una serie de aptitudes que te ayudarán a interiorizar mejor las enseñanzas y a ponerlas en práctica de forma más efectiva cuando accedas a un puesto de trabajo. 

Algunas de estas aptitudes son:

  • Interés por las nuevas tecnologías: algunas personas nacen con una auténtica vocación por este ámbito, pero en realidad basta con un mínimo interés, puesto que los conocimientos técnicos se adquieren con este ciclo formativo de grado superior
  • Capacidad de adaptación y apertura a nuevos conocimientos: el mundo de la informática está en permanente cambio y actualización. Por ello, un Técnico Superior en Administración de Sistemas y Redes debe tener la mente abierta para asimilar nuevos conocimientos 
  • Capacidad para superar los problemas inesperados: cada incidencia informática es un pequeño reto que, a menudo, pone a prueba la paciencia y la lucidez de quien se enfrenta a él. Por tanto, resulta importante no doblegarse ante esos problemas y no darse nunca por vencido/a
  • Capacidad de trabajar metódicamente: tanto la implantación de sistemas como su mantenimiento y resolución de incidencias requieren de una dinámica de trabajo ordenada y planificada, que se fundamente en el análisis objetivo de cada situación y permita dar pasos con seguridad y certeza
  • Capacidad para prever incidentes: un buen Técnico Superior en Administración de Sistemas Informáticos en Red debe estar siempre preparado para situaciones de crisis. Ante ellas, debe saber desplegar las herramientas adecuadas de protección y de restitución, en el caso de que se hayan producido daños
  • Dotes didácticas: aunque un informático sea el responsable último de que los sistemas funcionen adecuadamente, deberá delegar y confiar en otras personas. Especialmente, en los usuarios de dichos equipos y que, a fin de cuentas, serán quienes más tiempo pasarán frente a ellos. Por tanto, debe tener habilidad de explicar con claridad su funcionamiento para que el usuario reporte el menor índice de incidencias posible

Salidas profesionales 

Como decíamos, un Técnico Superior en Informática tiene un horizonte laboral muy despejado, puesto que puede postularse para numerosos puestos de trabajo. Y además, muchos de estos puestos responden a vacantes que no se cubren con facilidad, lo que significa que los titulados encontrarán menos competencia en cada proceso de selección debido al alto número de ofertas laborales existentes.

Este es un listado de empleos a los que puedes optar como Técnico Superior en Informática:

  • Responsable de Informática de una empresa, ocupándote tanto de las cuestiones relativas al hardware de los equipos como a la implantación y mantenimiento del software, además de las redes usadas para su interconexión (Intranet, Internet, etc.), los servidores empleados para el funcionamiento en la nube o las bases de datos de la compañía
  • Administrador de bases de datos en grandes empresas y organismos
  • Técnico en teleasistencia para ofrecer apoyo de manera externa a clientes profesionales y/o particulares
  • Técnico en entornos web
  • Técnico en servicios de comunicaciones y mensajería

En este contexto de gran oportunidad laboral para los Técnicos Superiores en Administración de Sistemas Informáticos en Red, Linkia FP ofrece una facilidad añadida: la posibilidad de matricularse, estudiar y titularse de manera telemática, a través de nuestro Ciclo Superior a distancia: contamos con la infraestructura necesaria para que los alumnos reciban esta formación en casa, con flexibilidad para compaginarla con otros asuntos laborales o familiares. Y todo ello con un plan de estudios oficial, que prevé las mismas horas de prácticas que en un ciclo presencial, y con interesantes acuerdos bilaterales con empresas para realizar dichas prácticas.