• Home
  • >>
  • Actualidad
  • >>
  • Consejos para trabajar y estudiar a la vez
  • Consejos para trabajar y estudiar a la vez

    ActualidadConsejosLinkia FP

    trabajar y estudiar

    Intentar trabajar a tiempo parcial o a tiempo completo mientras estudias puede ser todo un desafío. Si te ves en esta situación, seguro que estás haciendo malabares para compaginar las clases, las tareas, el trabajo y tu vida social, y para no perder la cordura en el proceso. Si te preguntas cómo trabajar y estudiar a la vez de forma completamente efectiva, estás de enhorabuena: hoy queremos compartir contigo unos consejos que te faciliten el camino. 

    Sabemos que son muchas las personas que se deciden a cursar una Formación Profesional a distancia mientras trabajan o asumen otras responsabilidades. De hecho, en muchas ocasiones es una de las razones por las cuales se han decantado por una modalidad de estudio flexible. ¡Así que presta atención!

     

    1. Nunca olvides tus razones y objetivos 

    Este no es un método sino un recordatorio importante. Cuando estudias y trabajas, cumplir con todas las obligaciones puede convertirse en algo complicado. Es más que probable que por momentos te sientas abrumado y te preguntes por qué elegiste hacer ambas cosas simultáneamente. Incluso puedes llegar a plantearte si renunciar a tu trabajo, a los estudios o a ambos a la vez. En esos momentos, debes recordar cuál es tu objetivo y por qué decidiste estudiar y trabajar al mismo tiempo. Ten estas razones en mente cuando las cosas se pongan difíciles. Toma un respiro y recuerda tu gran “¿Por qué?”.

     

    2. Planifica cuidadosamente tus estudios 

    Uno de los mayores desafíos de trabajar y estudiar a tiempo completo es administrar la pesada carga de estudio. Necesitarás planificar cuidadosamente cuándo y cómo vas a estudiar. Un método poderoso es dividir sistemáticamente la lectura del temario y el estudio en períodos cuidadosamente proporcionados.

    Por ejemplo, si tienes 200 páginas para leer en dos semanas, calcula cuántas horas de estudio tendrás disponibles en las próximas dos semanas. Si tienes diez horas disponibles, debes leer al menos 20 páginas por hora para completar la tarea. 

    Fragmentar el periodo de lectura y de estudio en espacios proporcionales no sólo te permitirá evitar situaciones de pánico y estrés completamente innecesarias, sino que además te garantizará que vayas asimilando todos los conocimientos a lo largo del curso. Algo muy importante a la hora de preparar cualquier examen

     

     3. Aprovecha las vacaciones para ponerte al día o avanzar 

    Dependiendo de tu trabajo, podrás disponer de períodos de vacaciones más largos: generalmente durante el verano, las vacaciones de Navidad o Semana Santa, pero también durante días de tus vacaciones personales e incluso de asuntos propios. Nuestra recomendación es que durante estas etapas vacacionales no descuides el hábito del estudio. De hecho, es incluso mejor si te los planteas como una oportunidad para avanzar. Con la posibilidad de desconectar de las preocupaciones laborales, seguro que concentrarte te resulta más fácil, ya que tu tiempo de descanso será mayor. 

     

    4. ¿Te has planteado mejorar tu velocidad lectora?

    Quizá el mayor desafío al estudiar y trabajar a tiempo completo es mantenerse al día con todos los apuntes que se deben leer.  No es raro que se acumulen cientos de páginas cada semana, y con la falta de  tiempo de calidad es difícil hacerlo todo.

    Una técnica específica para estos casos  es mejorar la velocidad de lectura. La mayoría de las personas no se dan cuenta de que leen con bastante lentitud y que  tienen mucho margen de mejora. Al implementar algunas técnicas simples, puedes aumentar drásticamente tanto tu velocidad como tu comprensión.

     

     5. Aprovecha cualquier rato para estudiar 

    A menos que trabajes desde casa, probablemente tengas un viaje diario al trabajo. La mayoría de los adultos tienen al menos un viaje de 20 minutos, y algunos conducen mucho más tiempo. Tu tiempo de viaje al trabajo es perfecto para estudiar un poco, si te llevan al trabajo o vas en transporte público. Algunas formas simples de aprovechar los ratos perdidos de camino al trabajo son las siguientes:

     

    • Puedes hacerte resumenes para irlos repasando en caso de que emplees el transporte público para llegar a tu trabajo. ¡El mero hecho de irlos visualizando hará que te relaciones con el contenido casi sin darte cuenta!
    • En el caso de que conduzcas o vayas andando y debas prestar atención a tu recorrido, el formato del audio es ideal. Plantéate encontrar podcasts relacionados con tus estudios, seguro que te resultan entretenidos y te proporcionarán mucho conocimiento. 
    • También puedes ir escuchando tus clases online, o incluso grabarte a ti mismo explicando temario del curso. No solo te servirá para seguir aprendiendo sino que además te permitirá perfeccionar tu capacidad argumentativa. 

     

    Por supuesto, estas técnicas son aplicables a cualquier momento de tu día, no solo al trayecto. Si estás en la sala de espera del médico, esperando a una cita o incluso antes de irte a dormir. ¡La cuestión es optimizar tu tiempo al máximo!

     

    Introduce tu comentario

    Quiénes somos
    Nuestros cursos
    Descubre todos nuestros ciclos formativos a distancia
    Ver cursos