• Home
  • >>
  • Actualidad
  • >>
  • ¿Qué debería estudiar para ser profesor de infantil?
  • ¿Qué debería estudiar para ser profesor de infantil?

    ActualidadSin categorizar

     

    Te apasiona la enseñanza. Pero no cualquier tipo de educación, sino la que los niños reciben desde bien pequeñitos. Y es que, como seguramente ya sabrás, lo que se aprende en las primeras etapas de la vida, se recuerda para siempre. Si esto es lo que realmente te apasiona, ¿has pensado en  estudiar un ciclo formativo a distancia en Educación Infantil? Sin duda, obtendrás las competencias que necesitas para convertirte en profesor de Infantil y poder así cumplir tus sueños.

    Estudios para ser profesor de Infantil

    Para ser profesor de Infantil necesitarás formarte como educador. Una excelente opción, a la par que completa, es estudiar un Grado Superior de Educación Infantil. Se trata de una titulación autorizada por el Ministerio de Educación y Formación Profesional que te permitirá trabajar como educador en jardines de infancia, centros educativos y ludotecas, entre otros sitios.

    Al estudiar Educación Infantil, se consigue ser capaz tanto de programar como de evaluar los procesos educativos y de atención a la infancia, preparar, desarrollar y evaluar las actividades destinadas al desarrollo de hábitos de autonomía y a la atención de las necesidades básicas y preparar, desarrollar y evaluar proyectos educativos formales y no formales.

    Muchos alumnos escogen una formación profesional a distancia porque son unos estudios de calidad y ofrecen múltiples comodidades para completarlos. Además, en el ciclo de Educación Infantil también se aprende a diseñar, implementar y evaluar proyectos y programas educativos de atención a la infancia.

    Competencias de un educador de Infantil

    Cuando uno desea dedicarse a enseñar a niños tan pequeños debe disponer de una cualidad clave, que es la inteligencia emocional. Y es que para ser un buen profesor de infantil lo primero que hay que tener es una extraordinaria paciencia. Hay que tener en cuenta que aunque los niños pequeños sean esponjas, hay conceptos que les cuesta más tiempo asimilar que otros.

    Así que para ser profesor de Infantil se requiere también tener una paciencia extraordinaria, además de motivación y creatividad para enseñar conceptos nuevos a los peques.

    Otra de las competencias que deben controlar los educadores en este ámbito es anticiparse a las necesidades de los niños y la de sus padres, y contar con las herramientas emocionales adecuadas para manejar todo tipo de situaciones.

    En definitiva, un maestro de infantil debe también conocer, aceptar y comprender que los niños se desarrollan y aprenden a ritmos diferentes, por lo que debe tener un trato especial con cada uno.

    Por otro lado, el manejo de habilidades en clase es relevante a la hora del desempeño profesional. Y es que un profesor de Infantil debe saber llevar el aula y ser consciente de que en él no hay un solo niño, sino que es posible que haya una veintena de ellos. Se trata de un desafío para el que los maestros de infantil están preparados. Un profesor de este tipo debe saber cómo ganarse el respeto de los niños pero sin asustarlos. Básicamente, debe convertirse en su amiga o amigo, pero también debe representar la figura de autoridad en ausencia de sus padres. Debe ser capaz de controlar una clase cuando se desarrollan las actividades educativas y también cuando los niños se divierten. De hecho, tiene que saber cómo mantener la organización, la planificación y la disciplina incluso en los momentos más difíciles.

    Aparte de eso, para convertirse en profesor de Educación de Infantil hay que tener vocación por esta profesión. Un profesor motivado conseguirá motivar también a los más pequeños en su día a día. Del mismo modo, es vital preocuparse por el desarrollo, el aprendizaje y el bienestar de cada niño y de toda la clase en general.

    El de Educador Infantil es un oficio que requiere mucho empeño y motivación ya que enseñar a los pequeños puede llegar a ser agotador y estresante. Además, implica mucha dedicación y tiempo para trabajar con los niños y llegar a conocerlos y educarlos. Pero, sobre todo, es imprescindible esforzarse en cada tarea para dar lo mejor de sí, incluso cuando los ánimos y las fuerzas comienzan a ceder.

    Salidas profesionales para un profesor de Infantil

    Y ya que te has decidido por este oficio tan bonito, ¿sabes cómo podrás ejercerlo? La Educación Infantil tiene múltiples y variadas salidas profesionales. Una de las principales es trabajar como educador infantil en el primer ciclo de educación infantil, siempre bajo la supervisión de un maestro.

    Por otro lado se puede trabajar en instituciones dependientes de organismos estatales o autonómicos y locales, y en centros de titularidad privada como educador.

    A su vez, existen programas específicos de educación infantil para niños de 0 a 6 años que se encuentran en situación de riesgo social, o en medios de ayuda familiar y que se suelen desarrollar en instituciones públicas o a través de ONGs.

    Por último, puedes trabajar en lugares donde desarrollen actividades de ocio y tiempo libre infantil con menores de 0 a 6 años como son ludotecas, casas de cultura, bibliotecas, centros educativos, centros de ocio o granjas escuela.

    Sea donde sea que desarrolles tu profesionalidad, te animamos a estudiar este ciclo superior. Tu día a día educando a los niños será más que gratificante.

    Perfil

    Linkia FP es una agrupación de Centros Oficiales de Enseñanza de Formación Profesional que se unen para ofrecer sus Títulos Oficiales en modalidad online.

    Actualmente se imparten ciclos de las ramas de Informática y comunicaciones, Servicios socioculturales y a la comunidad, Administración y gestión, Comercio y marketing, Hostelería y turismo, Sanidad.