SOLICITA + INFORMACIÓN whatsapp

El método de estudio de la pirámide experiencial

cono del aprendizaje

 

Son muchos los modelos educativos y las maneras en las que la educación ha ido evolucionando a lo largo de los años. Hemos pasado por el método Montessori, el método Pomodoro y muchos más. Pero hoy venimos a hablar de un método de estudio que creemos que no tiene toda la publicidad que se merece y es, ni más ni menos que… (redoble de tambores). ¡La pirámide de la experiencia! también conocido como el cono del aprendizaje, ¿te suena? ¿verdad que no? Nos parece escandaloso que esta teoría no sea tan conocida como algunas de las nombradas anteriormente. Por este motivo, en el blog de hoy, vamos a desengranar todos los entresijos de la pirámide experiencial, una teoría que llegó a través de Edgar Dale y que pone en valor  el poder de la experiencia a la hora de adquirir conocimientos.

 

¿Quién es Edgar Dale? 

 Edgar Dale es un pedagogo estadounidense muy vinculado al mundo audiovisual y que hizo numerosas aportaciones en el sector de la educación de la cual destaca la creación de, como ya hemos dicho, su cono del aprendizaje.

 

Cono del Aprendizaje / Pirámide de la experiencia

El cono del aprendizaje o pirámide experiencial es una pirámide que está dividida en 6 diferentes niveles:

  • Decimos y hacemos: Esta actividad es la que ubicaríamos en la base de la pirámide y es la que, según Dale, nos aporta una mayor capacidad de aprendizaje. Incluye todo aquello vinculado a las experiencias reales y a tener una involucración directa con nuestro estudio. Esto implica analizar, diseñar, crear y evaluar lo que vamos a estudiar. Una de las actividades que encontraríamos en la base de la pirámide sería, por ejemplo, hacer una presentación. Pero, en especial, intentar convertir en una experiencia real todo aquello que queremos aprender. Esta fase pone en evidencia que lo más importante es que experimentes aquello que vas a estudiar porque, de este modo, seguro que lo vas a recordar como si de una anécdota se tratará.
  • Decimos y escribimos: En este nivel de la pirámide se hace énfasis en la interacción con otra gente. Explicar el contenido que estudias a través de participar en debates o conversaciones con amigos. Siempre que expliques algo y tu interlocutor entienda sin ningún problema lo que le estás contando, significa que que quien te vaya a evaluar también verá que has asumido los conceptos y los ha entendido.
  • Oímos y vemos: En esta fase ya pasamos a ser sujeto pasivo, y, en principio las medidas ya no son tan efectivas como las contadas hasta el momento. Pero, puede ser muy útil como método para reforzar lo estudiado o para el primer contacto con un tema que estudiar: ver vídeos en YouTube, ir a una demostración o exhibición o incluso ver una película pueden ser recursos muy eficaces. Si observamos lo que queremos aprender y vemos como se realiza. Nos será muy útil para tener una idea de cómo es lo tenemos que estudiar.
  • Palabras oídas: Es este apartado solo se encuentra aquello que escuchamos. Por ejemplo, cuando escuchamos alguna grabación. Aunque, según Dale, solo a través de la escucha no es suficiente para llegar a comprender un contenido.
  • Dibujos observados: Los dibujos observados básicamente consisten en esquemas y gráficos que nos pueden ayudar como material de soporte, pero no pueden ser nuestro único método para estudiar. Especialmente, nos pueden ser útiles como índice, y nos puede ayudar a nuestra organización
  • Lectura: Esta es la parte que según Edgar Dale te va a aportar menos conocimientos. Ya que, a base de leer los conceptos van a quedarte un tiempo escaso. Es difícil que te acuerdes unos días después te sigas acordando de lo que leíste. No obstante, Dale, no dice que sea un mal método, pero sí que afirma hay otros que pueden resultar más eficaces. Puede ser un recurso más útil para acabar de asentar las ideas que para empezar a procesarlas.

 

En resumen, esta es la idea de aprendizaje que nos plantea Edgar Dale, un aprendizaje con la experiencia como base de éste.

Eso no significa que todos los otros métodos no sean válidos, cada estudiante se adapta a su propio modus operandi. Cada estudiante es un mundo, y lo que le sirve a uno quizás no a otro. Pero, estamos seguros que si combinas algunas de estas técnicas vas a poder empezar a notar sus frutos y vas a tener que dedicar mucho menos tiempo del que dedicabas al estudio. ¿Qué opinas? ¡Te leemos en los comentarios!

 

Gracias por leer nuestro blog de hoy: El método de estudio de la pirámide experiencial. ¡Te esperamos en el próximo!