SOLICITA + INFORMACIÓN whatsapp

Medidas de atención a la diversidad. ¿Las conoces?

En un marco cada vez más global, tener en cuenta la diversidad es primordial. Especialmente en las aulas, donde ofrecer una educación igualitaria es todo un reto para los docentes. En nuestro post de hoy, hablamos sobre la importancia de esta cuestión y te contamos todo lo que necesitas saber sobre las medidas de atención a la diversidad en el aula:

¿Qué son las medidas de atención a la diversidad?

Las medidas de atención a la diversidad en el aula son una responsabilidad de los Estados y de sus sistemas educativos a garantizar el derecho a la educación. Estas medidas asumen la gran variedad de necesidades por parte del alumnado, el cual, precisa que se atiendan a las desigualdades y se adopte un modelo abierto y flexible que garantice acceso a la escuela a todos y a todas sin ninguna excepción con unos resultados académicos de calidad. Con este fin, el sistema y las escuelas deben tomar decisiones oportunas que se ajusten a las necesidades específicas de los y las estudiantes y a todos los posibles entornos, sin renunciar a un marco referente común.

¿Cómo se clasifican estas medidas de atención a la diversidad?

Primeramente, para cumplir el principio de la inclusión y velar por el derecho a un aprendizaje elemental con igualdad de oportunidades y logros, es imprescindible adaptarse a las necesidades de cada estudiante. En consecuencia, se han organizado estas medidas bajo la siguiente clasificación, con la finalidad de que se adecue la enseñanza al máximo a cada alumno/a: Hay las medidas ordinarias de atención a la diversidad y las medidas extraordinarias.

¿En qué consisten las medidas ordinarias de atención a la diversidad?

Por un lado, estas medidas atienden a la diversidad sin afectar de forma significativa a los contenidos, objetivos, competencias básicas o criterios de evaluación. Es decir, estas medidas son ordinarias ya que para ponerlas en práctica no es necesaria una previa evaluación psicopedagógica y pueden afectar a todo el alumnado. Dentro de estas se reconocen 2 subgrupos:

Medidas organizativas:

Estas se ocupan de modificar y adecuar leyes generales de toda la institución con el propósito de mejorar las competencias educativas de la organización. Entre algunas de estas medidas organizativas de atención a la diversidad, destacamos las siguientes:

– Elaborar un sistema para facilitar y promover una comunicación fluida entre las familias del estudiante y el centro educativo, fomentando la colaboración familiar en la educación.

– Incorporar métodos funcionales que permitan traspasar información de cada alumno/a entre profesorado y así hacer un seguimiento de cada estudiante.

– Distribuir por niveles a los/las alumnos/as con necesidades específicas y así dar un apoyo educativo de forma equilibrada.v-

– Desarrollar una metodología de tutorías para fomentar la relación del profesorado con el alumnado.

– Establecer la creación de grupos variados por niveles, basándose a las características del estudiante, reforzando la ayuda a aquellos que requieren más apoyo educativo.

– Disponer de un programa de inclusión para alumnas y alumnos extranjeras/os que se incorporan al centro y desconocen la lengua.

– Actuaciones que prevengan el absentismo escolar.

– Incluir todas las medidas ordinarias de atención a la diversidad necesarias.

Medidas curriculares

Estas medidas son adaptaciones de accesibilidad, tanto materiales como personales, que mejoran el aprendizaje, se adaptan a la diversidad y hacen que la educación sea más accesible.

– Incluir un profesorado de refuerzo especializado, como logopedas, educadores/as o maestros/as de pedagogía.

– Adecuar las instalaciones del centro educativo, como la construcción de rampas, ascensor y ampliar el tamaño de las puertas.

– Contar con circulares informativas y funcionales para las familias.

– Emplear distintos métodos de evaluación que no se basen solo en los exámenes escritos.

– Realizar ejercicios que permitan satisfacer al alumnado altamente motivado para el aprendizaje.

– Disponer de transporte escolar adaptado.

– Trabajar con metodologías cooperativas entre los alumnos y alumnas.

– Emplear herramientas que faciliten la intervención de todas y todos los estudiantes.

– Realizar una evaluación personalizada, constante, completa y pedagógica.

– Horarios y tiempos flexibles según las necesidades del estudiante y de la dificultad del ejercicio.

¿Cuáles son las medidas extraordinarias de atención a la diversidad?

Estas medidas están pensadas para atender a la diversidad y dar respuesta al alumnado que requiera necesidades concretas e individuales. Los recursos que se emplean pueden modificar objetivos, contenidos, competencias clave o criterios de evaluación. Algunas de estas medidas son:

– Adaptaciones Curriculares Individualizadas (ACIs), esto implica que se modifiquen y adapten algunos elementos normativos del currículum.

– Modificación en la modalidad de escolarización.

– Dotar el centro con recursos personales y pedagógicos de carácter extraordinario.

– En el marco de los y las estudiantes con capacidades superiores, las medidas extraordinarias de atención a la diversidad pueden ser la aceleración o adaptabilidad curricular.

– Programas de formación suplementaria y específica.

En conclusión, estas medidas de atención a la diversidad buscan reconocer el derecho de todos y todas a un aprendizaje elemental, y a poder compartir el mismo currículo escolar y a un espacio de enseñanza regular. Para que de esta manera sea posible el desarrollo completo y la socialización de todas y todos los individuos sin excepción. Desde Linkia FP, creemos en la necesidad de formar al profesorado con un amplio conocimiento de las medidas de atención a la diversidad en infantil. Por esto, nuestro Grado Superior de Educación Infantil a distancia ofrece una formación completa y proporciona las herramientas necesarias para tener en cuenta todas las medidas de atención a la diversidad en el aula.