SOLICITA + INFORMACIÓN whatsapp

La maniobra de Heimlich. ¿Qué hacer en caso de asfixia?

¿Cuántas veces habremos visto en las películas la típica escena en la que una persona está comiendo en un restaurante y de repente se atraganta y tiene que venir alguien corriendo a ayudarle? Seguramente una infinidad de veces. Pero esto, es algo que no únicamente sucede en las películas, sino que ocurre a diario en la vida real. En España, alrededor de 2.000 personas mueren cada año a causa de atragantamiento, concretamente unas 6 personas al día. Es importante destacar que mueren más personas por ello que en un accidente de tráfico, y que actualmente es la tercera causa de las muertes no naturales. Pero…¿qué debemos hacer si nos encontramos con una situación así? ¿Cómo debemos actuar? En primeros auxilios existe una técnica con el objetivo de solucionar un momento de asfixia, y este se llama “la maniobra de Heimlich”. ¿No has escuchado nunca hablar de ella? No te preocupes, porque en el artículo de hoy, te vamos a explicar qué es esta técnica y en qué consiste; te vamos a dar unos datos importantes que debes tener en cuenta, y, además, te vamos a explicar paso a paso cómo debes hacer esta maniobra correctamente si te encuentras en algún momento en esa situación.  

¿Qué es la maniobra de Heimlich?  

La maniobra de Heimlich es un procedimiento de actuación de primeros auxilios que se utiliza con el objetivo de salvar a una persona en caso de asfixia. Este suceso se produce normalmente cuando una persona tiene las vías respiratorias bloqueadas a causa de la obstrucción por un alimento. Es una situación en la que dicho sujeto no puede ni respirar, ni toser y además se queda sin habla.  

¿Qué produce realizar esta maniobra? En el momento en que nosotros llevamos a cabo la maniobra de Heimlich, conseguimos abrir una línea de respiración, en la que saldrá el aire de los pulmones y se creará una tos artificial en la que automáticamente la persona expulsará el alimento que estaba bloqueando sus vías.  

Y te preguntarás… ¿Qué pasa si no somos expertos y esta técnica no funciona? La respuesta es que el paciente en ese momento puede llegar a perder la conciencia e incluso morir. Es en ese mismo instante cuando, si vemos que no obtenemos resultado realizando este procedimiento, debemos llamar rápidamente a urgencias para llevar a la persona al hospital y que sea atendida de inmediato.  

Datos importantes sobre la maniobra de Heimlich  

En España, en torno a 2.300 personas al año mueren por asfixia. Actualmente, es la tercera causa de las muertes no naturales, y llegan a fallecer más personas por atragantamiento que por accidente de tráfico, aproximadamente unas 6 al día 

Si se da una situación como la que hemos comentado en el apartado anterior, es importante saber que si pasan menos de 4 minutos antes de que la persona expulse el alimento u objeto que obstruya sus vías, no provocará daños cerebrales. Sin embargo, si el tiempo aumenta de entre 4 a 10 minutos, este puede provocar daños severos e incluso la muerte. Por esta razón, la velocidad de reacción es muy importante y debemos saber cómo actuar para salvar a dicha persona de manera rápida. 

A continuación, en el siguiente apartado, vamos a explicar cómo actuar si se da este caso, y cómo se debe hacer dependiendo de la situación y de la persona que lo esté sufriendo, puesto que para cada una de ellas existen diferentes matices. ¡Atentos!  

¿Cómo realizar la maniobra de Heimlich?  

Anteriormente, explicábamos en un artículo algunos consejos básicos sobre primeros auxilios en algunas situaciones determinadas. Ahora, vamos a explicar cómo hacer la maniobra de Heimlich paso a paso si nos encontramos con dicha situación.  

En adultos 

  1. Rodear los brazos alrededor de la cintura 
  2. Apretar el puño encima del ombligo (debajo de la caja torácica) 
  3. Acompañar el puño con la otra mano 
  4. Realizar de 6 a 10 compresiones hacia dentro y hacia arriba.  

En niños 

  1. Realizar 5 golpes en la espalda con el talón de la mano 
  2. Si no funciona, ponerte a su altura detrás de él y rodearle con los brazos 
  3. Poner las manos encima de la boca del estómago (plexo solar)  
  4. En este caso, no poner los puños, sino poner las manos en forma de cuchara 
  5. Realizar 5 compresiones. Si no funciona, repetir el procedimiento de nuevo.  

Un dato importante a tener en cuenta, es que, si en ese procedimiento la persona pierde la conciencia, debemos a llamar a emergencias mientras realizamos la técnica de reanimación pulmonar 

 

Como ves, es un proceso importante que debemos saber por si en algún momento determinado nos encontramos con esta situación y no sabemos qué hacer o cómo actuar. Esperemos que este artículo te haya servido de gran ayuda, y si quieres saber más acerca de primeros auxilios, no dudes en realizar en Linkia FP nuestro Grado Medio sobre Curas Auxiliares de Enfermería. ¡Échale un vistazo y ponte en contacto con nosotros para cualquier duda! ¡Anímate!