• Home
  • >>
  • Actualidad
  • >>
  • ¿Cuál es la diferencia entre farmacia y parafarmacia?
  • ¿Cuál es la diferencia entre farmacia y parafarmacia?

    Actualidad

    Muchos se lo preguntan: ¿existe alguna diferencia entre farmacia y parafarmacia? ¿Podré comprar lo mismo en ambos comercios? Aunque lo desconozcas, seguro que si alguna vez has entrado en una farmacia y has accedido a la sección de parafarmacia de algún centro comercial o supermercado, te habrás dado cuenta de que nada tienen que ver el uno con el otro.

    La primera diferencia entre una farmacia y una parafarmacia la puedes percibir sin necesidad de entrar en estos establecimientos. Ambos se identifican con una cruz, pero esta es de color verde en el caso de las farmacias y de color azulado en el de las parafarmacias.

    Medicamentos vs productos medicinales

    Pero es en el interior cuando de verdad se aprecia la verdadera diferencia entre farmacia y parafarmacia. Si accedes a una farmacia, te darás cuenta de que se trata de un lugar donde se dispensan medicamentos. Si estás enfermo o tienes algún familiar o conocido que se encuentre mal, acudirás con toda seguridad a una farmacia para comprar las medicinas que haya recetado el médico.

    Es en las farmacias donde tradicionalmente se preparaban medicinas, aunque ahora suelen recibir los medicamentos de los grandes laboratorios farmacéuticos. Además, en las farmacias los profesionales farmacéuticos acostumbran a asesorar a los clientes sobre el consumo de medicamentos. Muchas veces se acude a la farmacia con síntomas de alguna enfermedad menor como puede ser un resfriado o dolor de estómago, por ejemplo. Es en esos casos cuando se pide consejo al farmacéutico para que recomiende algún medicamento que no necesite de manera obligatoria receta médica.

    ¿Y a qué se dedican entonces las parafarmacias si no es a dispensar medicamentos? En estos establecimientos, cuyos propietarios y empleados no están obligados a tener formación farmacéutica, se venden productos medicinales que no requieren de receta médica como pueden ser los suplementos vitamínicos, cremas de cuidado facial, preservativos, artículos de primeros auxilios, jabones especiales…Por tanto, en una parafarmacia no podrás comprar medicinas.

    A pesar de las diferencias, lo cierto es que en las farmacias también hay productos que se venden en las parafarmacias. Y es que en todas las farmacias hay un rincón dedicado a productos de primera necesidad del ámbito sanitario como compresas, tiritas, algodón, alcohol para curar heridas, productos de bebé y así hasta un largo etcétera.

    ¿Abrir una farmacia o una parafarmacia?

    Cuando uno ha estudiado formación farmacéutica, a través de una carrera universitaria o de un ciclo de formación profesional a distancia , lo primero que se pregunta es si abrir una farmacia o una parafarmacia. Lo más frecuente suele ser inclinarse por abrir una farmacia, aunque las dificultades para hacerlo son mucho mayores.

    Para hacerlo se necesita una licencia especial. Las licencias de farmacia son muy limitadas y no se entregan así porque sí. Su apertura está ligada a la obtención de una autorización de instalación, que concede la consejería de sanidad de cada comunidad autónoma. Para ello se suelen convocar concursos de aperturas de farmacias con cierta frecuencia.

    En este sentido, y como hemos dicho anteriormente, la concesión de licencias para farmacias está restringida. Según la normativa, en cada zona farmacéutica solo se puede abrir una farmacia por cada 2.800 habitantes y solo se podrá abrir una farmacia extra si se supera esa proporción.

    Aparte de eso, cada farmacia debe guardar un mínimo de distancia entre sí. Por regla general, las farmacias deben tener una distancia mínima de 250 metros entre una y otra.

    Hay muchos profesionales formados en farmacia que no consiguen la licencia que necesitan para abrir una, por lo que se decantan por su segunda opción: abrir una parafarmacia, para la cual no se requiere de licencia alguna.

    Tener éxito con una parafarmacia

    Los requisitos para abrir una parafarmacia son mucho menos restrictivos que en el caso de las farmacias. ¿Y cómo tener éxito al montar una? Muy simple, lo importante es llevar a cabo una buena gestión empresarial y ser competitivos con respecto a otras parafarmacias. Recuerda que, al contrario de las farmacias, estos locales sí que tienen más competencia por lo que los clientes valorarán bien la diferencia de precios entre distintos establecimientos.

    También es importante haber cursado la formación adecuada para dominar la materia a la perfección. Para aquellas personas que quieren incursionar en este sector pero ya se encuentran trabajando, los ciclos formativos a distancia son una alternativa válida para combinar ambas tareas.

    Del mismo modo, disponer de una página web de fácil acceso para los clientes y que, a su vez, contenga todos los productos que se comercializan en la tienda es esencial para proporcionar un mejor servicio al usuario.

     

    Introduce tu comentario

    Quiénes somos

    Linkia FP es una agrupación de Centros Oficiales de Enseñanza de Formación Profesional que se unen para ofrecer sus Títulos Oficiales en modalidad online.

    Actualmente se imparten ciclos de las ramas de Informática y comunicaciones, Servicios socioculturales y a la comunidad, Administración y gestión, Comercio y marketing, Hostelería y turismo, Sanidad.

    Nuestros cursos
    Descubre todos nuestros ciclos formativos a distancia
    Ver cursos