SOLICITA + INFORMACIÓN whatsapp

Cómo ser Asesor Financiero y qué debes estudiar para ello

Cómo ser Asesor Financiero y qué debes estudiar para ello

En la sociedad actual, el mundo de las finanzas se ha convertido en una profesión que está ganando una alta popularidad entre los más apasionados del mercado financiero. Es importante partir de la base que este oficio exige una gran responsabilidad y se trata de un empleo que tiene como característica principal unas funciones bastante complejas. Aquella persona que decida trabajar en este sector debe tener en cuenta que hay que contar con grandes conocimientos acerca del ámbito de las finanzas y ser capaz, no solo, de llevar a cabo las funciones esenciales de la empresa, sino tener presente cómo poder resolver posibles riesgos y amenazas que puedan surgir en un momento determinado. Si lo que quieres es conseguir ser un asesor financiero de éxito deberás aprender todo lo necesario acerca del funcionamiento del mercado financiero, de cómo afectan las fluctuaciones a las inversiones que se realicen, los diferentes tipos de productos de inversión que hay, el tema de los costes, las reglas, entre muchas otras tareas. Es por eso, que hoy, en este artículo, vamos a explicarte qué es lo que debes estudiar para conseguir ser un asesor financiero y, además, te daremos algunos consejos para que puedas destacar notablemente en este sector. Te contamos todo lo que necesitas saber, a continuación.  

¿Qué es lo que debo estudiar para ser Asesor Financiero? 

Si tienes claro que quieres dedicarte a este sector y quieres conseguir el Título de Asesor Financiero, desde Linkia FP te recomendamos que te adentres en el Grado Superior de Administración y Finanzas a distancia. Un ciclo formativo en el que aprenderás a gestionar las compras, el servicio de atención al cliente, a administrar las cuestiones de recursos humanos, a trabajar en el ámbito de contabilidad y finanzas, entre muchas otras cosas. Además, gracias a este ciclo conseguirás ser capaz de organizar y llevar a cabo las operaciones de gestión y administración en los diferentes procesos contables, comerciales, fiscales y laborales de la empresa. 

Una vez termines estos estudios, lograrás el Título de Técnico Superior en Administración y Finanzas y podrás ejercer la actividad profesional acerca de lo que has estado estudiando y trabajar como asesor financiero en una empresa pública, en una privada, o si lo deseas, crear la tuya propia. Al final, si consigues un empleo en una entidad financiera, deberás tener en cuenta que es importante asegurarse de que todo el personal proporciona la información sobre los productos o los servicios de inversión con las aptitudes y habilidades necesarias.   

Consejos para destacar en el mundo de las finanzas  

En el sector de la administración y las finanzas hay que tener en cuenta distintos factores. Para ser un gran asesor financiero no solo debes saber cómo se administra el dinero, sino que debes ir un poco más allá. Debes ver cuáles son tus redes de contacto, cómo integrarte en los diferentes equipos, saber las necesidades de cada cliente, entre otras múltiples funciones más. Es por eso, que a continuación, en las próximas líneas, vamos a ofrecerte una lista con algunos consejos y reflexiones para que puedas conseguir ser un asesor financiero de éxito. ¡Atento! 

Conoce las necesidades de los clientes 

Una de las cuestiones principales que se debe tener en cuenta a la hora de trabajar en el mundo de las finanzas como asesor financiero, es conocer las necesidades básicas de cada cliente. Cuál es su situación, en qué momento se encuentra, qué es lo que requiere y lo que le hace falta. Conociendo los casos de cada persona, conseguirás adaptarte a cada uno de ellos y podrás ofrecerle, en función de lo que necesiten, la idea o el plan más adecuado.  

Prepara un plan financiero 

Algo que te aconsejamos y que es muy positivo es que, con los grandes conocimientos que obtendrás a lo largo de tu etapa académica, prepares tu propio plan financiero. Y te preguntarás, ¿para qué? Pues si realizas un plan financiero, podrás presentarlo a los bancos, a los proveedores, a los clientes e incluso a tus socios. De esta manera serás capaz de ver si tu proyecto o negocio es viable y puede ser operativo para llevarlo adelante.  

Sé curioso  

Una de las cosas que hay que tener en cuenta cuando trabajas como asesor financiero, es estar constantemente al tanto de la oferta y la demanda. Por esta razón, es importante ser curioso e informarte a menudo sobre el sector de tu industria, de las novedades que puedan surgir e incluso de otras empresas de la competencia.  

No temas al fracaso 

Dedicarte al mundo de las finanzas es, a veces, arriesgado. Cuando trabajas con la Bolsa hay que ser consciente de que las acciones, en ocasiones, están más caras y, por lo tanto, puedes fracasar. Sin embargo, no debes frustrarte, pues es algo que puede pasar y debes tomártelo como “gajes del oficio”. Para ello, debes pensar en positivo y pensar en cómo puedes solucionarlo de cara a las siguientes inversiones.  

Rodéate de grandes personas 

En este sector hay muchas personas que dominan sobre las finanzas con grandes capacidades. Es por eso, que te recomendamos que si trabajas como asesor financiero te acerques a personas que dominen el tema y que tengan una buena actitud de cara al trabajo en equipo y a los proyectos en común. Eso es muy importante.  

 

Como ves, ser asesor financiero es algo complejo, pero también un oficio, gracias al cual, puedes llegar muy lejos profesionalmente. Esperamos que este artículo te haya servido de gran ayuda y te haya motivado para que te apuntes a un Grado Superior sobre Administración y Finanzas. Un grado en el que aprenderás todo lo que necesitas saber sobre este sector y cómo conseguir un gran potencial a desarrollar en tu futuro laboral.