• Home
  • >>
  • Actualidad
  • >>
  • ¿Cómo estudiar por la noche sin quedarse dormido?
  • ¿Cómo estudiar por la noche sin quedarse dormido?

    ActualidadConsejos

    El sueño se convierte en el mayor obstáculo cuando tenemos que estudiar durante largas horas por la noche para prepararnos ante cualquier prueba o examen importante, ya sea de unos estudios presenciales o de un ciclo formativo a distancia. Cuando estudiamos con la mente fresca, se vuelve realmente fácil interiorizar los conocimientos, pero en ciertos periodos, como por la tarde y altas horas de la noche, el sueño se vuelve inevitable.

    Ante esta situación, sólo nos quedan dos opciones. La primera es mantener los libros a un lado, optando por acostarnos y descansar. La segunda es luchar contra nuestro enemigo y mantenernos despiertos. Si quieres ser de los que se crecen ante el sueño y se esfuerzan para obtener los mejores resultados, no dejes de leer los consejos que siguen a continuación.

     La iluminación de la sala, lo más importante 

    El error más grande que cometen la mayoría de los estudiantes es estudiar con solo una lámpara de mesa encendida en toda la habitación. Y es que, si una parte significativa de la habitación permanece oscura, se promoverá un ambiente acogedor que eventualmente te haría sentir la tentación de ir a esa cama tan cómoda que está esperándote en la habitación. Por lo tanto, para evitar caer en la tentación y quedarse dormido por la noche, hay que mantener la habitación bien iluminada.

    Sentarse en la silla, no en la cama

    La posición de estudio también es muy importante, sobre todo cuando se estudia durante mucho tiempo. Es por eso por lo que deberás intentar sentarte en una silla con respaldo y una mesa al frente. Esto te ayudará a mantenerte activo y alerta mientras estudias. Por otro lado, si te acuestas en la cama mientras estudias, puedes entrar en modo perezoso, lo que eventualmente te hará sentir sueño. Mientras estés sentado en la silla, procura ir moviendo las partes de tu cuerpo a intervalos regulares para no quedarte inactivo.

    Beber mucha agua

    El agua es recomendable no solo para mantenerse hidratado sino también para mantenerse alerta. En realidad, es el mejor truco que la mayoría de los estudiantes aplican mientras estudian. Cuando bebes una cantidad considerable de agua, tendrás que hacer viajes de vez en cuando al baño para orinar, manteniéndote en movimiento y alerta. Además, beber una cantidad adecuada de agua ayuda a mantener el cerebro bien hidratado y capaz de prestar atención.

    Duerme la siesta 

    Si has estado estudiando continuamente desde la mañana, entonces debe tomarte un pequeño descanso. Una buena siesta, por ejemplo, te ayudará a evitar que tu cerebro se agote. También te ayudaría a evitar dormir durante el estudio a altas horas de la noche. Una siesta corta es suficiente para mantenerte alerta y evitar la somnolencia.

    Leer en voz alta

    Este truco funciona muy bien para mantenerse alejado el letargo, reduciendo al mínimo las posibilidades de quedarse dormido mientras se estudia. Esto tiene algo que ver con escuchar tu propia voz. Intenta hablarte a ti mismo como lo hace el profesor en el aula; un ejercicio que no sólo te ayudará a deshacerte de la somnolencia, sino que además mejorará tu poder de aprendizaje.

     Escribir también ayuda

    Si te limitas a visualizar los textos que debes aprenderte entrarás una monotonía que fácilmente podría conducirte al aburrimiento y la somnolencia. Si no quieres caer en este error, te recomendamos no ejercer únicamente de espectador: escribe todo lo que debes aprenderte para que tu cerebro permanezca activo escribiendo y recordando.

    Evita estudiar temas difíciles por la noche

    Durante la noche, es probable que muestres más lentitud a la hora de resolver problemas consejos o de aprender temas difíciles. Intenta abordar sólo aquellos temas más ligeros y fáciles de estudiar. Deja aquellas parcelas que sean más arduas para estudiarlas durante el día, cuando el cuerpo y el cerebro estén frescos y activos. Para el estudio nocturno, elige solo aquellos temas que sean fáciles, interesantes y que sean tus favoritos.

    Evita las comidas pesadas 

    Todos hemos sentido esa sensación de sueño que se apodera de nosotros después de una comida. Y, si tienes que estudiar, la sensación es peor de lo que imaginas. En realidad, después de una comida pesada, estás lleno y relajado, luchando por mantener los ojos abiertos. El letargo que viene después de consumir una dieta pesada disminuye el poder de retención de información. Además, cuando te sientes perezoso, es más probable que acabes en la cama durmiendo, así que si tienes que estudiar después, lo mejor es que optes por una dieta más ligera.

    Así que ya sabes, cuando uno estudia una formación profesional debe esforzarse al máximo para sacar adelante los estudios y conseguir un mejor trabajo. Y, si lo tuyo es estudiar por la noche, porque de día tienes otras obligaciones, no te olvides de estos consejos para rendir más y mejor.

     

    Introduce tu comentario

    Quiénes somos

    Linkia FP es una agrupación de Centros Oficiales de Enseñanza de Formación Profesional que se unen para ofrecer sus Títulos Oficiales en modalidad online.

    Actualmente se imparten ciclos de las ramas de Informática y comunicaciones, Servicios socioculturales y a la comunidad, Administración y gestión, Comercio y marketing, Hostelería y turismo, Sanidad.

    Nuestros cursos
    Descubre todos nuestros ciclos formativos a distancia
    Ver cursos