SOLICITA + INFORMACIÓN whatsapp

Técnico sistemas microinformáticos. ¿Cuál es su función?

La importancia de la informática en nuestra sociedad está fuera de toda duda. Por ello, se trata de un sector donde hay una enorme demanda de profesionales cualificados. Y en este post hablamos de uno de ellos: te contaremos qué hace un técnico informático, cuáles son sus funciones y qué se puede estudiar para convertirse en uno de ellos.

Qué es la microinformática

Antes de explicar qué hace un técnico microinformático, resulta importante aclarar qué significa “microinformática”. Este término toma su nombre del componente fundamental en cualquier equipo: el microprocesador o CPU (Unidad Central de Procesamiento). Por tanto, la microinformática es aquella relacionada con los equipos informáticos, cuyo funcionamiento depende de ese componente. 

Por lo que respecta al técnico microinformático, sus funciones pueden enmarcarse en las dos grandes áreas implicadas en el funcionamiento de un microprocesador: a nivel de hardware (su estructura física y conexiones con otros componentes) y a nivel de software (los programas con los que se realizan las tareas informáticas propiamente dichas). 

Y dado que la CPU participa en todos los procesos, el técnico microinformático también se puede ocupar, a fin de cuentas, de periféricos y accesorios que sean importantes en dicho equipo.

Qué hace un técnico microinformático: funciones

Ahora que ya sabemos qué es la microinformática, te enumeramos algunas de las principales funciones de un técnico en microinformática. Puede desarrollarlas, por cierto, dentro del departamento técnico de la empresa que posee los equipos o bien como profesional externo. Por ejemplo, como empleado de una empresa especializada en soporte informático a otras compañías o bien como trabajador autónomo. 

Instalar y configurar hardware y software básico en los equipos

Un técnico microinformático debe sentar las bases para que los equipos de la compañía funcionen adecuadamente. Por ello, no solo debe instalarlos sino, además, configurarlos de manera correcta.

Mantener y resolver problemas básicos en los equipos

Una vez instalados y en funcionamiento, los equipos de la compañía pueden experimentar problemas técnicos. Este profesional debe prevenirlos en la medida de lo posible por medio de un mantenimiento adecuado, pero también proceder a la resolución de los problemas, si son de pequeña envergadura.

Realizar labores básicas de ciberseguridad y recuperar datos

Cada día somos más conscientes de la importancia de la ciberseguridad y, aunque este campo es complejo y requiere de una formación específica en profundidad, un técnico microinformático debe saber realizar labores básicas para prevenir este tipo de problemas, ya sean intencionados o fortuitos. Y en el caso de que esto ya haya tenido lugar, este profesional debe ser capaz, al menos, de tener a buen recaudo los datos (copias de seguridad) y restablecerlos una vez se haya superado el problema.

Instalar, configurar y mantener redes

Además de todo ello, conviene recordar que la formación específica que hace un técnico microinformático (y que veremos en el siguiente apartado) también incluye enseñanzas relacionadas con las redes informáticas. Por tanto, las funciones arriba enumeradas en relación a los equipos individuales también se puede aplicar a las estructuras de interconexión de equipos, ya sean locales (cableadas o inalámbricas) o públicas.

Qué estudiar para ser un técnico microinformático

A pesar de ser un trabajo muy demandado e importante para las empresas actuales, acceder a él está al alcance de cualquier persona con un mínimo interés y habilidad para la informática. 

De hecho, la formación requerida para este puesto es el Ciclo Formativo de Grado Medio en Sistemas Microinformáticos y Redes. Para acceder a él solo se requiere el título de ESO o equivalente, y la duración del mismo es de 2.000 horas. Generalmente supone dos cursos académicos, pero Linkia FP permite una organización más personalizada y flexible.

Si te matriculas con nosotros, te formarás online y a distancia, sin renunciar a las prácticas en empresa y obteniendo al final del proceso el título oficial de Técnico/a en esta materia.