SOLICITA + INFORMACIÓN whatsapp
  • Linkia FP
  • Actualidad
  • Qué son los GDS y para qué sirven | Problemas en la actualidad con las líneas aéreas

Qué son los GDS y para qué sirven | Problemas en la actualidad con las líneas aéreas

qué son los GDS

La pandemia no solo supuso un parón brusco de la actividad turística, sino también fue una aceleradora de cambios en este sector que, por cierto, ya se encuentra prácticamente a niveles previos a la Covid-19. Para muchos, uno de esos cambios se puede estar dando ya en los GDS. Por eso, en este post te contamos qué son los GDS, qué beneficios tienen y por qué pueden estar atravesando un momento decisivo en la actualidad. Todas estas cuestiones, por cierto, las aprenden de manera profunda los alumnos de Hostelería y Turismo de Linkia FP, y especialmente quienes cursan el FP de Grado Superior de Agencias de Viajes y Gestión de Eventos.

Qué son los GDS en turismo

GDS son las siglas en inglés de Global Distribution System, es decir, Sistemas de Distribución Global. Con este nombre se conoce a los sistemas informatizados que desde hace décadas se utilizan para gestionar las reservas de plazas de avión de las aerolíneas.

El primero en surgir fue Sabre, en la década de los 50, auspiciado por American Airlines e IBM. Pero con el tiempo se fueron creando otros, abiertos a otras compañías aéreas. De la fusión entre unos y otros, han surgido las que conocemos en la actualidad: Sabre Holdings, Amadeus, Galileo, Worldspan, Travelsky, Abacus y KIU Systems. Algunos de estos GDS operan con carácter global, con compañías de todo el planeta, mientras que otros están especializados en los vuelos de determinados continentes o regiones.

Estos GDS son utilizados, principalmente, por las propias aerolíneas para comercializar sus billetes de avión, pero también por otros agentes que se encargan de vender estos productos. En especial, las agencias de viajes, pero también los usuarios individuales y otros actores del sector, como hoteles.

Beneficios del sistema GDS

Los GDS tuvieron un gran avance en las últimas décadas del siglo XX y en las primeras del siglo XXI, coincidiendo (y promoviendo) el auge del sector turístico. Ese éxito se explica por las ventajas que proporcionan:

  • Son sistemas que funcionan en tiempo real, impidiendo que se reserven plazas que no están disponibles, salvo que una compañía lleve a cabo una deliberada estrategia de overbooking
  • Aglutinan un amplísimo abanico de proveedores, pues prácticamente todas las aerolíneas comerciales son accesibles por medio de los GDS
  • Son muy fiables, con un índice realmente residual de incidencias, puesto que tienen detrás a grandes empresas de informática
  • Permiten comparar los precios de varias aerolíneas para un mismo trayecto. Esto resulta especialmente interesante para las agencias de viajes, quienes pueden calcular sus propios márgenes de beneficio con la venta de billetes aéreos
  • Facilitan la gestión de avisos, como información por cancelaciones, cambios de fecha, etc.

Problemática de las aerolíneas con los GDS

Sin embargo, como ponen de manifiesto muchos expertos del sector, el papel de los GDS puede cambiar en el futuro y, de hecho, podría estar haciéndolo ya. El motivo es que las aerolíneas están implementando nuevas estrategias de venta de billetes, en las cuales estas compañías buscan un mayor control sobre sus productos. Conviene recordar que las aerolíneas pagan por el servicio que les proporcionan los GDS, normalmente en función de la cantidad de tickets reservados. Y aunque es cierto que ese coste se suele derivar a los intermediarios del proceso (agencias de viaje) o al usuario final, lo cierto es que se están explorando otras vías para reducir esos costes de emisión.

Por supuesto, un primer e importante cambio ha sido el lanzamiento de NDC (New Distribution Capability), un nuevo estándar de emisión de datos auspiciado por IATA y que se basa en lenguaje de programación XML. Con este nuevo estándar, se amplían enormemente las posibilidades en la reserva de servicios relacionados con los vuelos, pues es más sofisticado en el tratamiento de datos. Es lo que se conoce como ingresos auxiliares o ancillaries revenues, que las compañías aéreas han promovido mucho en los últimos años. Por ejemplo, la venta de equipaje adicional, menús a bordo, etc.

Quizás estas nuevas vías de ingresos hayan contribuido a que las aerolíneas reflexionen sobre el método de reserva ligado a los GDS. Por ello, algunas grandes compañías están desarrollando sus propias plataformas NDC, en paralelo a los GDS actuales. Su objetivo no es prescindir de los GDS por completo, pero sí limitar su peso, dando prioridad a los canales de venta propios. 

Problemática de las agencias de viajes con los GDS

Ahora bien: todo cambio, en el sector turístico y en cualquier otro, genera ‘efectos colaterales’. Y es aquí donde entran en juego las agencias de viajes, que previsiblemente deberán adaptarse a las nuevas plataformas NDC desarrolladas independientemente por cada compañía.

Por lo pronto, verán disminuir las ventajas asociadas a los GDS, que comentábamos más arriba (centralización completa de las reservas en tiempo real, comparativa de precios para un mismo trayecto, etc.). Y se verán obligadas a familiarizarse con estas nuevas plataformas que, si bien ofrecen mayores posibilidades comerciales en cuanto a los ancillaries revenues, pueden ralentizar en cierto modo el proceso de venta de un billete e, incluso, encarecerse.

Por todo ello, se está abriendo un nuevo panorama en el que aún no está clara la relación de fuerzas. En los próximos años sabremos, a buen seguro, qué peso siguen manteniendo los GDS en las reservas de billetes de avión y qué peso van acaparando las nuevas plataformas NCD desarrolladas por cada compañía.

Pero lo que es seguro es que las agencias de viajes seguirán teniendo un rol muy importante en la comercialización de estos productos, pues son intermediarios necesarios para ambas partes: tanto para las compañías aéreas como para los usuarios finales. Por ello, si estás interesado en formarte en esta materia de alta especialización, puedes matricularte en el FP de Grado Superior de Agencias de Viajes y Gestión de Eventos.