• Home
  • >>
  • Actualidad
  • >>
  • ¿Qué hay que estudiar para ser asistente social?
  • ¿Qué hay que estudiar para ser asistente social?

    Actualidad

     

    Si disfrutas ayudando a los demás, puede que el trabajo de tus sueños sea ser asistente social. Mucho se habla de este tipo de profesiones, a las que se puede acceder cursando un ciclo de formación profesional. Sin embargo, hay quien todavía no tiene una idea muy clara de en qué consiste su desempeño. Por ello, vamos a arrojar un poco de luz para que sepas bien a qué se dedica un asistente social y cómo se puede llegar a dicha profesión.

    Así son los asistentes sociales

    Los trabajadores sociales suelen ser personas maduras, sensibles y estables que ayudan a otros en situaciones difíciles, como abuso emocional, físico o sexual, desempleo, muerte, divorcio o enfermedades que amenazan la vida. Algunos trabajadores sociales interactúan con personas a nivel personal, mientras que otros trabajan solo a nivel administrativo.

    El trabajo social es una profesión ampliamente definida que abarca muchos tipos diferentes de profesionales que atienden a las personas necesitadas. Los trabajadores sociales vierten una mirada única ante los problemas, valorando aspectos desde individuales hasta sociales, desde psicológicos hasta políticos. Las formas comunes de servir a quienes les necesitan incluyen proporcionar asesoramiento, terapia y educación, así como conectar a las personas que atienden con los recursos públicos o privados apropiados.

    Formación para ser asistente social

    Si quieres convertirte en un trabajador social, una excelente opción es la de cursar una FP de Integración Social. Se trata de un  ciclo formativo de Grado Superior cuya titulación está autorizada por el Ministerio de Educación y Formación Profesional y es válida en todo el territorio nacional.

    A través de esta formación, los estudiantes adquieren los conocimientos y la experiencia necesaria para adecuarse al mercado laboral. Y es que la integración social es un campo que demanda profesionales cualificados y titulados, y que incorpora actividades en nuevos sectores como la mediación comunitaria, la intercultural y la violencia de género.

    Además de eso, antes de terminar el ciclo formativo, los alumnos tienen la oportunidad de hacer prácticas en empresas, de manera que, una vez concluida la formación, comienzan en el mercado laboral ya con experiencia para afrontar todos los retos que se les propongan.

    Habilidades de un asistente social

    • Escucha activa: implica escuchar, prestar atención y recordar lo que otros te dicen y demostrarlo a través del lenguaje corporal y las respuestas adecuadas. No solo es esencial para recopilar información del cliente, sino también para establecer la confianza.
    • Poner límites: la naturaleza del trabajo significa que es fácil identificarse emocionalmente en los casos. Poner ciertos límites asegura que las líneas profesionales no se crucen y mantiene al profesional enfocado en el objetivo final.
    • Pensamiento crítico y creativo: ser capaz de pensar y reflexionar permite tomar decisiones importantes y resolver problemas complejos basados ​​en su conocimiento, comprensión y análisis de un caso.
    • Comunicación, tanto escrita como verbal: los trabajadores sociales necesitan comunicarse con una variedad de personas de diferentes maneras, ya sea hablando con los clientes cara a cara o por teléfono, presentando casos a colegas o haciendo referencias por escrito. Toda comunicación debe ser clara y articulada para ser entendida.
    • Habilidades interpersonales: el trabajo social se trata de construir relaciones con los clientes, por lo que poder trabajar con personas de todos los orígenes es crucial.
    • Tecnologías de la Información: un asistente social necesita mantener registros actualizados y precisos de todos los casos y completar una cantidad considerable de papeleo, por lo que el dominio de las nuevas tecnologías es esencial.
    • Organización: los trabajadores sociales tienen que hacer malabarismos con una gran cantidad de casos y ponerse en contacto con la administración e instituciones pertinentes para que las habilidades de organización sean vitales. La capacidad organizativa también permite a los trabajadores sociales hacer frente a la presión y priorizar sus casos en consecuencia.
    • Resiliencia: el trabajo es emocionalmente desafiante y es probable que tenga que lidiar con individuos y familias en crisis de manera regular. La capacidad de recuperación y la capacidad de atender sus propias necesidades emocionales son imprescindibles para tener éxito en el trabajo.

    A distancia

    Hoy en día es cada vez más frecuente que haya personas que soliciten cursar un ciclo formativo a distancia, como es el de Integración Social. Ello se debe a la comodidad para seguir el curso desde casa con los horarios que cada uno se plantee, ya que así se puede compatibilizar la formación con la familia, el trabajo o cualquier otro tipo de actividad.

    Al contrario de lo que muchos piensan, estudiar a distancia aporta flexibilidad, pero también la rigurosidad de saber que hay un tutor detrás que va a seguir de cerca todos los progresos que se vayan realizando. De manera que, aunque uno deba estudiar en casa o en cualquier sitio cuando le vaya bien, siempre tiene a su disposición a docentes especializados para consultar sus dudas sobre la materia.

     

    Introduce tu comentario

    Quiénes somos

    Linkia FP es una agrupación de Centros Oficiales de Enseñanza de Formación Profesional que se unen para ofrecer sus Títulos Oficiales en modalidad online.

    Actualmente se imparten ciclos de las ramas de Informática y comunicaciones, Servicios socioculturales y a la comunidad, Administración y gestión, Comercio y marketing, Hostelería y turismo, Sanidad.

    Nuestros cursos
    Descubre todos nuestros ciclos formativos a distancia
    Ver cursos